viernes, 4 de septiembre de 2015

Número de Ministerios: Diario El Comercio #DESINFORMA

A propósito del artículo de diario el Comercio en el que compara el número de ministerios en América Latina y particularmente entre Ecuador y Brasil[1] es necesario señalar que algo que  no se debe descuidar cuando se realiza una investigación por mínima que sea es el rigor, en el caso de la investigación mencionada tiene un enfoque que, por decirlo menos,  deja ver un sesgo que desinforma y una falta de rigor evidente.

El número de ministerios que tiene un país no refleja que tan bien o mal se están destinando los recursos, tampoco permite determinar de manera objetiva el tamaño del estado, para argumentar esto les planteo un ejemplo exagerado pero a la vez sencillo que nos permite ilustrar la situación: Un país puede tener un solo ministerio con mil personas o se puede tener diez ministerios con cien personas cada uno, en ambos casos el total de funcionarios será de mil, sin embargo el número de instituciones presenta una gran diferencia. En lugar del número de ministerios, las variables más apropiadas para medir el tamaño del aparato burocrático y relacionarlo con otros países son principalmente:
  • La participación de la fuerza laboral dentro del estado
  • El número de ciudadanos que atiende cada burócrata
  • El porcentaje del PIB que se destina a sueldos y salarios

Diario el comercio ha tomado una variable (número de ministerios) que no refleja la realidad y para demostrarlo vamos a tomar los dos países que se encuentran en los extremos del gráfico con el que, en el reportaje, se ilustran las diferencias.


 Según el reportaje se da a entender que Ecuador tiene más ministerios y es el que más gasta y, aunque sin mencionarlo, dejan entrever que Uruguay al ser el que menos ministerios tiene (13) es el que debe servir de ejemplo; sin embargo, si dividimos el total de ciudadanos de cada país para el número de funcionarios públicos tenemos que la distribución per cápita es favorable para Ecuador; esto es, que cada funcionario en Ecuador atiende a más ciudadanos que en Uruguay. Manteniendo las proporciones, los datos de la gráfica muestran  que el gasto en burocracia en Uruguay es casi tres veces más que en Ecuador.

Los datos de la Organización Internacional del trabajo al año 2013 indican el nivel de participación de la fuerza laboral dentro del sector público (ver Tabla) y ubican a Ecuador como el cuarto país con menor participación; es decir es uno de los países con la menor proporción de la fuerza laboral trabajando para el sector público.


Año
País
2009
2010
2011
2012
2013
2014
Colombia
4,6
4,2
4
4
4

Guatemala

5,3
6,1
5,3
6,3

El Salvador
8
8

15,1
8,4

Ecuador
8,4
9,6
9,2
9,1
9,2

Chile
10
9,9
10,5
10,6
10,7

Paraguay
8,4
8,8
9,8
9,2
11,1
9,8
México
12,5
12,1
98,2
98
11,8

Brasil


12
12
12,1

Republica Dominicana
12,5
12,9
12,6
13,2
12,8

Uruguay
14,3
14,3
14,4
14,8
14,7
14,9
Panamá
14,9
15,8
16
15,3
15,1
15,2
Costa Rica

15,2
84,8
85,7
15,2

Venezuela
18,8
19
19,8
20,5
20,1

Trinidad y Tobago




27,7

Argentina

16,8
17,2
18


 Fuente: Elaboración propia en base a los datos de la OIT

Hay que señalar que el análisis no se termina aquí es necesario abordar otros aspecto como el de la eficiencia, los niveles de satisfacción de los funcionarios y la ciudadanía, los niveles de remuneración, de profesionalización, entre otros. La combinación de estas variables para determinar un modelo de medición se ha hecho ya a través de un estudio llevado a cabo por el BID en los años 2004 y 2014[2], en ellos se plasma una metodología interesante que puede servir para ahondar la discusión en una próxima oportunidad. Solo si les interesa profundizar, hay algunos análisis de la situación en Europa que pueden servir [3].

Se puede concluir que el aparato burocrático en Ecuador no es de los más grandes de la región, sin embargo aquí no se analizan aspectos complementarios muy importantes como los niveles de eficiencia y efectividad que se tienen que discutir. La reforma a la que nos vemos obligados por la crisis económica mundial más que una tarea debe constituirse en un ejercicio de mejora continua que nos permita ser más eficientes, ser más productivos y en general seguir avanzando.

martes, 16 de junio de 2015

#REVOCATORIA: Mordieron el anzuelo

En el anuncio del presidente de la republica de posponer el tratamiento de las leyes objeto de controversia (herencias y plusvalía) dijo algo que no fue gratuito, retó a la oposición a ir a la  revocatoria de mandato. Ante esta posibilidad quiero analizar un posible escenario en caso de que el CNE de paso al pedido de revocatoria y suponiendo que consigan las firmas necesarias y sean validadas (esto es más probable).

Si ese fuera el caso lo primero que yo diría es: Mordieron el anzuelo, y para entender cuál anzuelo es conveniente plantearse algunas interrogantes:
1. ¿Saben quien queda de presidente si @mashirafael es removido por voluntad del  pueblo?
2. ¿A quién va a escoger la gente para gobernar a @mashirafael o a Glass?
3. ¿Quién sale beneficiado en caso de darse este escenario?

Lo primero que hay que entender es que una cosa es un sondeo de opinión respecto a la reelección indefinida y otra muy distinta para revocatoria de mandato; las condiciones son distintas y los resultados también van a serlo. Pero contestando las preguntas, se puede decir en primer lugar que los que aun no saben, se van a enterar que si a @mashirafael le revocamos el mandato, nuestro presidente será Jorge Glass y no creo que les vaya a agradar mucho la idea. Esto debido a que muchos creen que la revocatoria implica llamamiento a elecciones.

Respecto a la segunda pregunta de este hipotético escenario, se pueden intuir de forma sencilla cual será la preferencia de la gente; es @mashirafael y no Glass el que tiene un nivel de aprobación de la gestión del 74%. Si la gente tiene que escoger entre los dos, ganará la ley de la inercia que dice que hay resistencia u oposición para ir de un estado a otro, en este caso se va a imponer la lógica y optarán por que las cosas queden como están, recordemos que  el presidente ha permanecido en el subconsciente colectivo como alguien que ha tenido un buen desempeño en el ejercicio del poder.

Ante las opciones de correa y Glass la respuesta a la tercer pregunta es sencilla. No hay que preguntarse quién ganará sino con cuanto, en esa medida quedará legitimado para continuar con su mandato y con algunas iniciativas que pudieron quedar truncas…. no ahondemos en eso por ahora, quedará legitimado y la oposición habrá cumplido su papel de victima de su falta de visión o de su deseo de protagonismo,  esto por supuesto será un revés de proporciones y quedarán en el sitial que siempre ocuparon a lo largo de este proceso político. En este breve análisis falta una pregunta: ¿Quienes pierden?, la respuesta es sencilla, ellos..., son predecibles, mordieron el anzuelo.

Esto por supuesto es, por lo pronto, un escenario hipotético.


miércoles, 10 de junio de 2015

#LeyDeHerencias: algo no tan nuevo o locura de @MashiRafael


Siempre he pensado que las cosas complejas se resuelven dialogando, la violencia es un recurso que nunca debería ser considerado; normalmente este tipo de recursos no muestran la fortaleza del agresor sino por el contrario muestran su debilidad y en estos días tanto la violencia física como la verbal han saltado a la palestra con motivo de la reforma a la #LeyDeHerencias.

En esta reforma hay algunas cosas que se deben analizar, la primera de ellas es la legitimidad de un impuesto de este tipo. Cabe entonces preguntarnos si se trata de un impuesto que tiene algún sentido o se trata de un invento de este gobierno. En esta línea de análisis vale señalar que, al otro lado del mundo, países con economías pujantes como Japón y Corea del Sur lo aplican, por supuesto con los matices apropiados a su contexto y en niveles (tasas marginales) superiores al que se plantea en nuestro país. Se aplica también en Europa particularmente en el Reino Unido en donde la tasa es bastante alta y en los Estados Unidos en donde por décadas hizo posible[1] el sueño americano.

Tomemos en cuenta que una de las transformaciones sociales que no se han dado a lo largo de nuestra  historia republicana es la permeabilización de las clases sociales, lo que equivale a mantener una inmovilidad social en donde quienes nacen pobres han estado destinados a “morir pobres”; aquí se aplica de forma implícita la frase “nadie entra nadie sale” y se tiene como consecuencia que un pequeño grupo de familias hayan controlado la mayor parte de los medios de producción por décadas e incluso siglos. Esto por definición limita las posibilidades de desarrollo de los estratos menos favorecidos de la población y perpetúa los esquemas de dominación social que ya conocemos.

Un impuesto a la herencia no es entonces nada nuevo ni tampoco una ocurrencia que refleje odio por los sectores pudientes, se trata más bien de un mecanismo para promover la movilidad social que ha sido empleado por países del primer mundo y cuyo efecto positivo en la reducción de la desigualdad ha sido verificado empíricamente[2]. Se puede discutir sobre los valores y niveles de la tabla, se puede también discutir sobre la estrategia comunicacional que empleó el gobierno para darlo a conocer, inclusive se puede discutir del efecto que puede tener en los niveles de inversión, pero no se puede desligar la responsabilidad social que tenemos todos en un estado que por definición busca ser equitativo e igualitario en cuanto a oportunidades.

La vorágine política que se ha desatado puede tener dos lecturas: en la primera la sociedad se ha visto agitada por una campaña de desinformación bien orquestada que puede tener consecuencias políticas si no se implementa de forma inmediata una respuesta adecuada; y, la segunda que más allá de las consecuencias, es importante que nos involucremos todos en los aspectos políticos que marcan el desarrollo de nuestro país, recordemos que el éxito de las élites se basa en que han logrado que nos desinteresemos por las cosas importantes que afectan a nuestra sociedad, así han logrado el control total y nuestra participación en la vida política del país se ha limitado a votar.




[1] Conjuntamente con otras medidas hizo posible el sueño americano.
[2] Piketty, T., & Saez, E. (2013). A Theory of Optimal Inheritance Taxation. Econometrica, 81(5), 1851–1886. http://doi.org/10.3982/ECTA10712

domingo, 15 de marzo de 2015

Salvaguardias arancelarias: nuevas medidas para nuevos tiempos


Mucho se comenta en estos días acerca de las barreras arancelarias fijadas por el gobierno del Ecuador al 38% de los productos importados, se escucha y se lee de todo, desde signos de patriotismo hasta los más burdos razonamientos, se llega incluso a caer en una inercia guiada por el desconocimiento y la novedad que en nada aportan al debate serio y a la estabilidad del país.

Al respecto lo más importante que se puede decir es que el problema no ha sido causado por la política económica que lleva adelante el gobierno, sino que obedece a razones externas, coyunturales e incluso geopolíticas. Los mayores problemas son la baja de los precios del petróleo y la apreciación del dólar, pero en el caso ecuatoriano el mayor problema es el primero, esto debido a que la cantidad de dólares que ingresan a nuestra economía es menor; vendemos la misma cantidad de petróleo, pero al vender más barato, recibimos menos dinero. Si se rompe el equilibrio entre la cantidad de dólares que entran y que salen de la economía se corre el riesgo de que el país se quede sin circulante y por lo tanto se haría más difícil mantener el dólar como moneda oficial. 

Para entender mejor se pueden hacer algunas operaciones básicas; el precio del barril de petróleo estimado para el presupuesto del estado es de 78 dólares; por cada dólar que baja, Ecuador deja de recibir alrededor de 80 millones de dólares al año. El actual precio es de 50 dólares por barril, lo que significa que el total de dólares que dejarían de entran al país es el resultado de multiplicar 80 millones por 28, lo que da un total de 2.240 millones. Por otro lado los aranceles graban el 38% de los productos importados, se estima que afectará a aproximadamente 8.500 millones de compras en el exterior y tendrá un efecto positivo de 2.200 millones; es decir, que ante la subida del precio el país dejará de comprar 2.200 millones de dólares afuera y los remplazará con productos producidos en Ecuador. Esto de manera general compensa la disminución de ingresos y garantizaría el equilibrio de la balanza de pagos. Hay que tener en cuenta que todos los países de la región han experimentado, en mayor o menor medida, devaluaciones y una barrera arancelaria es el único camino por el que puede optar Ecuador dada su moneda extrajera.

Esta medida si bien tiene un impacto sobre la economía hay que reconocer que afecta en menor medida a los sectores más vulnerables, siendo los estratos con mayor poder adquisitivo los que deberán aportar más para superar este bache económico. Se espera un efecto inflacionario que debe ser controlado por el aparato estatal a fin de que sea mínimo ya que los productos producidos localmente, en teoría, no tienen por que subir de precio; se espera también que haya una reestructuración del empleo puesto que los bienes y servicio basados en productos importados van a experimentar una disminución de su volumen y por lo tanto disminución del empleo, pero por otro lado la industria nacional va a tener crecimiento para cubrir la demanda de productos que dejan de comprarse en el exterior, esto trae como consecuencia mayor empleo y al mismo tiempo desarrollo de la productividad e innovación.

Se lee y se escucha que se trata de un paquetazo y la verdad cada quien puede llamarlo como quiera, lo que si no se puede decir es que esta medida afecte a los más pobres, basta solo con recordar cuáles eran las medidas económicas más usuales: subida de precios de combustibles, subida de precios de electricidad, de gas, etc. La diferencia entre las actuales medidas y las que vivimos y sufrimos en el pasado nos dicen mucho respecto al cambio en las relaciones de poder que hemos alcanzado y es que si lo que intentamos construir es un país más justo y solidario, lo lógico es proteger al más débil y fomentar la igualdad de oportunidades.  Yo no quiero imaginar cual habría sido el camino para afrontar la situación que hubieran adoptado las fuerzas políticas del pasado, me siento mejor pensando que el mayor sacrificio que deben hacer hoy en día la mayor parte de ecuatorianos es dejar de consumir productos importados y reemplazarlos por productos nacionales.

Un Abrazo

viernes, 28 de marzo de 2008

La Cuba despues de Fidel

Febrero y Marzo no son precisamente buenas fechas para visitar la isla, lluvias y vientos son los elementos que nos dieron la bienvenida, el motivo: Las reuniones de la RED EVA, más allá del trabajo, me intereso mucho conocer el pensamiento de la gente cubana respecto al cambio histórico que un día antes de mi llegada se oficializó. Así, converse con todo tipo de gente, desde profesores universitarios, taxistas, meseros, hasta algunos mimados del partido.

Me sorprendió un común deseo, "es necesario un cambio", al indagar más al respecto, el cambio deseado, es relativo, en inicio la gente tenia claro que Raúl era quien iba a suceder a Fidel, es más, lo daban por descontado y asumían que el asunto era de mero trámite. Al decir "cambio relativo" me refiero a que en general la gente desea continuar con el sistema conforme lo conocen en su mayoría desde que nacieron, lo que la gente quiere y tiene claro son mejoras económicas, al parecer Raúl ha empezado a dar muestras de aquello aunque en inicio sea con cosas suntuarias y no con aspectos relevantes referentes a la micro y macroeconomía.

La imposibilidad de mantener un sistema de gobierno, aislado del mundo y en las condiciones de bloqueo a las que ha sido sometido durante décadas, ha ocasionado que prolifere corrupción a todo nivel, existiendo mucha gente que obtiene ingresos en divisas (CUC) lo que ocasiona desequilibrios económicos y ha ocasionado el aparecimiento de clases en pequeña escala (cosa impensable en la teoría de un régimen comunista). Me sorprendió ver mucha desigualdad la gente más allegada al partido y a las esferas de gobierno, viven con un nivel diferente al del común de los cubanos, tienen mejores casas, tienen mayores ingresos, y sobre todo las posibilidades de ingresar dinero al país y por tanto adquirir bienes.

A mi modo de ver, Raúl Castro tiene en sus manos un reto, reto desde dos perspectivas, la primera dar los pasos iniciales para un cambio profundo (pero gradual) en todos los aspectos de la sociedad cubana sin necesariamente abandonar su sistema de gobierno y segundo, el preparar un cambio para que sean los jóvenes quienes tomen el mando de una Cuba que debe alinearse a los requerimientos del siglo XXI.

He querido mirar la isla de una forma crítica sin desmerecer su lucha y determinación, mi idea en este viaje era mas bien observar las cosas que ha simple vista de turista no se ven, que están subyacentes pero que son parte fundamental del diario vivir de un pueblo, lo mejor de cuba, es su gente, su bondad, su sinceridad... también sus playas aunque en esta ocasión no pude visitarlas.